Si te gustan las tetas grandes y SIN silicona... ¡conoce a estas chicas!
O mírate estas fotos... Experiencia erótica de Armando y Ángela de Ecuador

Mientras yo dormía: Mi mujer culiando con tres de mis amigos

Mándame tus experiencias y cartas eróticas. Regalo una película porno a la mejor carta de cada semana!!!

 
Estimada Rocío:
Estuve en tu pagina web, y leí varios relatos en ella, y quisiera contarle
al público algo que me pasó hace 15 días con unos amigos y mi esposa,
yo me llamo Armando y ella Ángela, somos de Ecuador:

Soy ingeniero de profesión y tenemos por costumbre reunirnos los Viernes con varios amigos con los cuales jugamos billar y cuarenta. Eran como las tres de la mañana y ya no teníamos bebida, y como te cuento, en mi país sólo se vende alcohol hasta las dos de la madrugada, entonces les propuse que fuéramos a mi casa a tomarnos otra botella. Todo iba bien, le pedí a mi mujer que nos atendiera porque la servidumbre estaba dormida, uno de mis amigos me recriminó porque hacia levantar a mi esposa, yo les dije que no se preocuparan porque ella era todo bien.

Yo no advertí que mi esposa salió con un salto de cama muy provocativo, sino hasta que observé que Javier la miraba maliciosamente. Como casi nunca ella aceptó un trago a Pedro, y luego se lo ofreció Javier y Pablo. Para cuando me di cuenta ella había perdido todo prejuicio y se reía con facilidad.

En mi estado me empecé a imaginar cosas eróticas y es así que decidí hacerme el dormido para ver hasta dónde llegaban las cosas. Cuando mi mujer me vio dormido le pidió a Pedro y Javier que me llevaran al dormitorio, cosa que así lo hicieron. Al salir del mismo oí como Javier le proponía a Pedro tirarse a mi mujer. Pedro le dijo que no, y Javier insistió, siguieron tomando algo más de media hora, y yo escuchaba tras la puerta del cuarto. Cuando mi mujer caminó a la cocina, Javier la siguió y la manoseó. Lo sé porque a los diez minutos regresó y les dijo a los otros dos que ella había aceptado a culiar con los tres. Pedro era el más reacio y le dijo que estaba loco, a lo que Javier le dijo "Tu cállate y síguenos y si no te gusta no haces nada y punto."

Los tres fueron a la cocina, estaba abriendo suavemente la puerta cuando sentí que ellos regresaban a la sala. Javier besaba a mi esposa y le metía la mano dentro del calzón, luego le abrió las piernas y le pidió a Pablo que le mamara la concha, yo temblaba detrás de la puerta no sabia si salir a recriminarlos o seguir escuchando. Al cabo de un rato Pedro también se les unió, y aproveché la ocasión para entreabrir la puerta para poder mirarlos.

Fue algo inimaginable, ella estaba sentada con las piernas abiertas; Pablo mamándola; Javier le había puesto la verga en la boca y Pedro chupándole las tetas. Ella ni gemí. Tenía la boca llena con la verga de Javier. Yo sentía mi verga extremadamente dura; estaba gozando viendo como se culiaban a mi mujer, lo que sí me molestó era como Javier trataba a mi mujer. Le decía "Mama puta, que así es que te gusta".

Luego todos empezaron a penetrarla. Parecía un carrusel, a uno le mamaba mientras el otro la penetraba. De paso les comento que la verga de Pedro, mi supuesto fiel amigo, era de un tamaño descomunal, era casi el doble de porte y grueso que los otros dos.

Cuando la pusieron en cuatro y la penetraron por la chepa y el ano, yo no esperaba ver cómo reaccionaría cuando Pedro se la metiera en el culo. Y el momento llegó, mi esposa dio un grito desgarrador, como desgarrado le quedó el culo. Comenzó a rodar sangre por entre sus piernas y yo sabía que era de su
ano, movía la cabeza incontrolable de un lado para otro. Pedro le daba y daba hasta que terminó, le saco la verga y vio que estaba toda sucia con sangre y caca del ano de mi mujer. No contentos con esto Javier la llevó al baño y los tres orinaron (mearon) en el culo de ella, según ellos para que le cicatrizara más rápido el culo.

Luego siguieron bebiendo en la sala mientras mi mujer entraba al baño del cuarto a ducharse.

Al siguiente día le pregunté cómo lo habían pasado y ella me contestó que no se acordaba. Yo me sonreí porque una culiada de esas no las olvida nadie.

Armando

P.D. Escríbeme para saber si te gustó.

20 de Noviembre 2002

¿Me escribes algo, tú también?

Rocío Medina                ICQ: 127357948
rocio@partylineerotico.com

¿Has probado el video-party? El chat más calentorro... y con imágen!
SPS007.gif" ALT="Sexo interactivo como no lo habías soñado nunca!" BORDER=0 HEIGHT=55 WIDTH=466>

Contactos Liberales - Mucho más Sexo - Partyline - Videos Calientes - Juegos Eróticos -

Más cartas eróticas