[ Passwords a Vídeos Porno & mucho más enviando un solo SMS ] [ Galerías diarias de lesbianas ] [ Videos Porno Espaņoles!!! ]

[ Alocadas fiestas VIP's con total desenfreno y lujuria - Nuevas fotos TODOS los días ]

Experiencia Erótica de Oswaldo:

Con la Madre de mi Amigo

 Hola, Rocio....
 Creo que sin conocerte ya te amo, tan sólo por tu página  el siguiente relato es la primera experiencia sexual que tuve hace como 6 años.

Yo estudiaba la universidad y un amigo me había invitado a pasar unos días en su casa. Sus padres eran divorciados. La primera vez que ví a la mamá de mi amigo, Rosario se llama. Me sorprendió encontrarme con una mujer de 42 años
pero bastante bien conservada, de 170 cm de altura, piel blanca, ojos claros y un cuerpo bastante bien formado.

Varias veces la observaba por la casa y no dejaba de admirar su cuerpo y en especial sus nalgas, ya que tenia unas nalgas paraditas y redondas, al igual que su busto que lo tenia ergido y el pezón que se le notaba por encima de la blusa pequeñita.

Un día antes de que yo me fuera de la casa de mi amigo su padre lo llamó por teléfono como a las 7:00 p.m. y le pidió que fuera a buscarlo ya que su abuelita estaba muy enferma. Mi amigo me dijo que tenía que ir con su padre
y se despidió de mí, quedándome solo esa noche con su mamá.

Después de cenar Rosario me ofreció un café. Me pareció raro, ya que anteriormente me habia comentado que no le gustaba o no solía tomar café. Fuimos a la sala a tomar el café y empezamos a platicar. Al sentarse pude
ver sus piernas blancas y bien torneadas, incluso cuando cruzó las piernas me permitió ver su ropa interior negra que contrastaba con su piel blanca. Yo estaba totalmente excitado, mi miembro estaba a su máxima expresión. Tuve que
contenerme para evitar el dolor que sentía al arrancarme el vello con la erección que estaba teniendo. Ella empezó a platicarme de como era de ven y yo le dije que me parecía una mujer muy joven para ser la mama de Luis ( mi
amigo) y ella me respondió con una voz firme que sólo por ser amigo de Luis me había permitido quedarme, porque a ella no le gustaban las personas extrañas en su casa.

Después de lo que me dijo no sabía qué contestar, traté de cambiar de tema y ella notó mi turbación porque trató de suavizar el momento diciendo que yo le caía bien.

Sin decir más se levantó y estiro lanzando un bostezo. Cuando se estiraba vi sus pezones chiquitos como se le estiraban más bajo su blusa, y mi miembro volvió a levantarse. Totalmente excitado me fui a la recámara,
cuando pasaba por la recamara de Rosario pude ver que se quitaba la blusa y el sostén. Pienso que ella notó que la veía porque me dio la espalda. Al llegar a la recámara, empecé a masturbarme pensando en esos pezones, en su trasero. No pasó mucho tiempo para que me viniera, ya que estaba muy excitado.

Al día siguiente yo me iba a marchar hasta las 14.00 horas pero decidí irme a las 8:00 hrs sólo esperaba que ella se levantara para darle las gracias y despedirme.

Cuando ella bajó se sorprendió al ver mis maletas hechas y listo para irme y me pidió que la acompañara a desayunar. Yo accedí casi a regañadientes, durante el desayuno casi no hablamos, no me sentía con ánimos de hacerlo.

A ella se le cayó una cuchara, yo ignoré el hecho pero ella me pidió que le levantara la cuchara. Al agacharme a recoger la cuchara vi como ella abría las piernas y me sorprendió ver que no tenía ropa interior. Ella echó su silla más para atrás y abrió más sus piernas. Yo sólo la veía. Excitado y sorprendido. Ella me dijo "Acércate, ¿no te gustó o que prefieres masturbarte como anoche?" Yo me quedé mudo, ella me había visto masturbarme la noche anterior. Se subió lentamente su diminuta falda y pude ver perfectamente su sexo bien afeitado y coloradito. Me acerqué a ella y fue ella quien me tomó de la cabeza y puso mis labios en su sexo. Lo tenía caliente, se notaba que ella también estaba excitada o le empecé a lamer su sexo a meter mi lengua entre sus labios y a tocar con la punta de mi lengua la punta de su cliktoris. Le pedí que se quitara toda la ropa y levantándose de la silla me llevó a la sala, me sentó en el sillón más grande y se puso de pie y con unos movimientos sensuales. Empezó a quitarse la ropa, se movía tan lento y sensual que mi miembro estaba a punto de eyacular. Al quedar totalmente desnuda se acercó a mí y quise agarrarle los pechos pero no me dejó
y con su mano me empezó a acariciar la verga por encima del pantalón.

Sabes, el resto te lo cuento después... porque me gustaría saber si te está gustando mi relato... ¿me escribirías? ¿si?

bay

¿Me escribes algo, tú también?

Rocío Medina                ICQ: 127357948
rocio@partylineerotico.com

 

¿Has probado el video-party? El chat más calentorro... y con imágen!
 

La operadora de esta web es amiga mía

Unase al sitio más grande para encuentros personales en español
Amigos Amores!

Más historias calientes