[ Passwords a Vídeos Porno & mucho más enviando un solo SMS ] [ Galerías diarias de lesbianas ] [ Videos Porno Espaņoles!!! ]

[ Alocadas fiestas VIP's con total desenfreno y lujuria - Nuevas fotos TODOS los días ]

Carta de Jose

La mujer del piloto

Contactos Liberales - Mucho más Sexo - Partyline - Videos Calientes - Juegos Eróticos - - Más cartas eróticas

" border="0" alt="Sexo con morbo total" width="546" height="63">

Hola, os voy a contar una historia que me ocurrió solo unos días atrás, al salir de trabajar, sobre las 8 de la tarde. Me tropecé con una hermosa dama de treinta y pocos años, yo tengo cuarenta y cinco, mide un metro setenta y cinco al menos, yo llego al  metro ochenta y cinco, es morena de ojos verdes y una sonrisa cautivadora, me sonrió cuando le pedí perdón por mi distracción.

Tenía la cintura fina y unos pechos, se adivinaban con la blusa blanca y ceñida, que me parecieron dos picos de montaña. A continuación de mis disculpas le cedí el paso y su sonrisa me animó a iniciar una corta charla, ahora no recuerdo sobre qué, que ella siguió como con interés.

Le dije un momento más tarde si quería que la llevase a alguna parte, tenía el coche aparcado justo al lado y me dijo que sí, ya que era tan amable y ella estaba un poco retrasada en una cita, le acercara a una calle que estaba en la ruta hacia mi casa.

En el corto recorrido solo nos dio tiempo de seguir con la misma, insulsa conversación, pero le dije que si quería al día siguiente podía llevarle a dar un paseo o a tomar un café o una copa a algún sitio apartado de miradas indiscretas. Me pareció intuir que era casada, yo llevo más de dos años divorciado sin encuentros con mujeres. Ella me respondió que habría de ser tres días más tarde pues antes no le era posible. Al llegar a la dirección que ella quería y antes de bajar del coche, me dio un beso de refilón en los labios, pensé que como anticipo de lo que podría pasar en el futuro.

El día señalado y a la hora en punto llegó con una sonrisa que insinuaba lo dispuesta a todo que llegaba. Por suerte había aparcado en el mismo lugar entramos de inmediato en el auto y le pregunté si ella conocía algún lugar discreto para tomar una  copa y charlar un rato para conocernos, ella me respondió que sabía de un hotel pequeño pero muy discreto para encuentros de ese tipo.

En cinco minutos llegamos y tomamos la  habitación. Justo al llegar se quitó la blusa, diciendo que no disponía de mucho tiempo y que quería conocerme a fondo cuanto antes, le había parecido un tipo interesante, formal y discreto. Sus pechos sin sujetador aparecieron ante mis ojos duros y  firmes con los pezones erectos como los pitones de un toro de lidia que me incitaban a lamerlos, lo que hice inmediatamente con delicadeza. Ella al  tiempo se fue quitando la falda y mostrando unas braguitas tanga que tapaban lo justo y mostraban unas caderas anchas y firmes en contraste con la fina cintura, acaricié con las manos su firme y generoso trasero. Me quitó la chaqueta y empezó a sacarme la camisa como con prisa y a acariciarme el pecho causándome una sensación como hacía tiempo no sentía. Al tiempo me decía que su  marido, piloto, la tenía muy abandonada con sus viajes y sus amoríos en cada puerto. Según me comentó yo era el segundo amigo con el que salía y esperaba que fuera el definitivo, si estaba de acuerdo con sus gustos y preferencias culturales.

A continuación se tumbó en la cama quitándose el tanga y ofreciéndome su cuerpo escultural con las piernas abiertas incitándome a besarle por todas partes, me terminé de desnudar contemplándola y calentándome. Me acerqué y comencé a pasar mi lengua por su cintura bajando a continuación a su sexo abierto y ya húmedo. Ella me pidió que acercara mi polla y empezamos un 69 como hacía muchos años no había hecho, elle se tragó mi polla con delicadeza y yo lamí su coño con mucho  cuidado. Nos calentamos tanto que enseguida me pidió que la penetrara, me resultó fácil pues mi erección era del 100% y ella ya estaba completamente húmeda. Empecé un mete y saca lento y profundo sintiendo que mi polla entraba en un horno caliente y acogedor que me puso a punto del orgasmo, ella gemía y se movía convulsivamente al tiempo que decía que lo hiciera más rápido y más fuerte.

A poco me pidió parar para cambiar de postura yo me tumbé boca arriba y ella se sentó encima metiendo con cuidado mi polla en su chocho dando unos movimientos que en poco tiempo nos produjeron un orgasmo fenomenal a los dos a la vez. Ella se echó encima de mí, agotada del esfuerzo y me dijo que hacía meses que no disfrutaba tanto. Un poco más tarde se colocó a  gatas encima de la cama y me pidió que se la  metiera por detrás, me había vuelto la erección y coloque con decisión mi polla en su chocho dando fuertes empujones para entrar más pronto y más profundo ella gritaba de placer y en unos cuantos mete saca, llegó a otro orgasmo y yo con dos o tres movimientos más me corrí dentro de su coño soltando lechazos como hacía tiempo no me corría.

Con prisa se marchó al cuarto de baño y desde la  ducha me llamó para que le ayudara con el jabón, se había quedado en el lavabo y no alcanzaba para tomarlo. Al verla en pie de cuerpo entero y contemplar su escultural belleza me vino otra erección y pasé a la bañera para poseerla allí mismo con cuidado para no caer ceñí su cintura y metí mi polla en su vagina, era tal mi excitación que en un momento eyaculé al tiempo que a ella le venia otro orgasmo. Terminada la ducha nos vestimos y  quedamos para una  nueva cita, con la esperanza de conocer nuestros gustos sobre música, lecturas y otras aficiones si disponíamos de más tiempo para charlar. Por el camino de regreso a nuestras casas comentamos lo bien que lo habíamos pasado y lo bien que esperábamos pasarlo en el futuro. Intercambiamos los números de teléfono y estoy esperando, con impaciencia su llamada.

Jose

 

¿Me escribes algo, tú también?

Rocío Medina                ICQ: 127357948
rocio@partylineerotico.com

¿Has probado el video-party? El chat más calentorro... y con imágen!
 

La operadora de esta web es amiga mía

Unase al sitio más grande para encuentros personales en espaņol
Amigos Amores!

Más historias calientes