Si te gustan las tetas grandes y SIN silicona... ¡conoce a estas chicas!
O mírate estas fotos... Carta erótica de Colombia

Sexo dulce

¿Has probado el video-party? El chat más calentorro... y con imágen!

Contactos Muy Liberales

 

Camino hacia ella que me espera intranquila... ...ligeramente vestida, una camiseta mía y un diminuto short que no se nota bajo la tela negra de su suéter, no puedo pensar y me tiemblan las manos, se ve como un sueño del que no quiero despertar...
La acuesto sobre la cama mientras la voy besando profunda e intensamente hasta robarle el aliento, se humedecen nuestros labios y nuestros cuerpos...

Le quito el short desabrochando el botón y bajando lentamente la cremallera al tiempo que se lo voy bajando voy recorriendo la parte inferior de su cuerpo, sus piernas suaves, sus blancos muslos y sus pantorrillas, miro hacia arriba y logro entrever el blanco virginal de su panty. Ella me mira y se sonroja, me jala hacia arriba sobre ella, me levanto para verla y noto como se insinúan sus curvas bajo mi camiseta, las líneas redondeadas de sus senos y las pequeñas protuberancias de sus pezones erectos... Mi miembro se pone duro como piedra por el olor sexual que emana de su cuerpo humedecido por el calor del cuarto.

Levanto la camiseta para ver lo que tanto ansío y me encuentro con este par de bellezas, dos redondas tetas de tamaño no muy grande pero tan apetitosas como el más delicado manjar, las beso, las chupo y las relamo, muerdo suavemente sus pezones morenos que me corresponden poniéndose aún más duros y sensibles...

Ya con sólo su panty blanco como las nubes la unto de aceite para bébé, lo dejo caer sobre sus senos, sobre su abdomen, en su cuello, hombros, muslos y brazos y comienzo a esparcirlo deslizando delicada pero firmemente mis manos por todo su cuerpo, recorriendo su torso desde su cintura hasta sus hombros pasando por sus senos y siguiendo hacia sus brazos hasta llegar a la palma de sus manos su cuerpo se calienta y  puedo sentir como arde la sangre en su interior...

Pongo mis manos en sus caderas y froto sus muslos hacia abajo hasta llegar a sus pantorrillas me regreso hacia sus muslos la muevo de un costado a otro para frotar sus nalgas blandas delicadas y suaves...

Extiendo sus piernas y las semidoblo, planto mi mano sobre sus caderas y voy deslizando lentamente su ropa interior hacia mi para descubrir otro de mis anhelos, la delicada turbiedad de su sexo y sus delicados vellos en lo bajo de su vientre...

Dejo caer un poco mas de aceite sobre su pubis que delicadamente lo derrama hacia la ya lubricada  abertura entre sus piernas, paso mi mano hacia abajo y hacia arriba y mis dedos se escapan hacia su raja donde suavemente rozan su clítoris y su cuerpo se curva hacia arriba, le gusta, se incorpora y me besa
se lanza sobre mi haciéndome ceder, caigo boca arriba y cuando intento incorporarme se sienta sobre mi abdomen y hacen contacto mi vientre con los labios de sus vulva y siento humedad sobre mi...

...acaricia mi pene con sus manos, mi carne se endurece en sus manos delicadas. Me siento y su cuerpo se desliza hacia abajo encajando mi pene en su raja sin penetrarla, la sensación es indescriptible, puedo sentir
los latidos de su corazón, la humedad que se desprende de su cuca y el calor de su entrepierna y sé que ella puede sentirme a mi, la dureza de mi picha vibrante, mi respiración y la tensión de todos mis músculos ante el esfuerzo de dominar su pasión...

...pero esta pasión no se domina, agarra firmemente mi pene entre sus manos, levanta un poco las caderas y lo deja hundirse lentamente en su raja deliciosa...

No puedo ver su cara porque me da la espalda pero la conozco y sé que una sonrisa se delinea en su cara cuando siente mi carne dentro de su cuerpo y el placer que esto le produce...

Me dejo caer sobre mis espaldas y ella sobre mí, la penetración no es tan profunda ahora pero el placer aumenta, con mi mano acaricio su cuerpo y sus senos, muerdo su espalda y hombros y con mi otra mano toco su concha desde adelante frotando sus vellos y cosquilleo la parte superior de su raja de terciopelo carnosa y dulce...

El ritmo se hace más rápido y sin control, su cabello largo me roza la cara y puedo sentir el aroma de su pelo, es como estar en otro mundo una experiencia corpórea y etérea a la vez...

La empujo hacia un lado quedando ella casi de cara al colchón, nos hemos hecho uno, ella, sus sábanas y yo y ahora cuando siento el éxtasis aproximarse la abrazo fuerte y llevo una de sus piernas hacia arriba y hundo profundo cuanto puedo toda mi picha en su raja carnosa, me sostengo de su cabello y de sus caderas haciendo cada vez la embestida más fuerte, sus gemidos se hacen audibles y continuos, no puedo  contenerme un grito ahogado se escapa de su boca y mi aliento se pierde en jadeos y besos, me jala hacia ella y me pide más, la penetración es rápida y constante ella esta tan húmeda y dilatada que casi puedo sacársela toda para metérsela de nuevo en una sola embestida una y otra vez...

Hasta que mi mente se pierde y me descargo, el placer me inunda y me vengo dentro de ella, dentro de su cuerpo fundiendo nuestro espíritu sólo puedo suspirar y aspirar y oír el dulce sonido de su voz mientras me dice: ...te amo... cansado, feliz y sonriente me retiro un poco y la miro se da vuelta para verme y me besa dulce y tierno como solo ella sabe, y me duermo en sus senos protegido y amado...

Logan (Colombia)

22 de noviembre 2002

¿Me escribes algo, tú también?
Rocío Medina                ICQ: 127357948
rocio@partylineerotico.com

 

Unase al sitio más grande para encuentros personales en español - Amigos Amores!

Más historias calientes